Pecadillos de juventud (III)

Tres días consecutivos durmió Joselu García, y hubiera seguido haciéndolo de no haberse transmutado Pitito en un doloroso acúfeno.

—¡Pero qué haces! —gritó Joselu tapándose los oídos para amortiguar los pitidos.

—Despertarte. No voy a malgastar mis dos birriosos meses de existencia velándote el sueño. Tenemos mucho que hacer esta mañana. Y de nada vale que te tapes los oídos porque silbo desde tu mismo cerebro.

—Pero si no ha despuntado el alba.

—Madrugar fortalece el carácter, garantiza la regularidad intestinal y es condición sine qua non para tomar el metro en hora punta enlatados como sardinas —que es justo lo que quiero hacer—. ¿Se puede saber por qué olisqueas esa conserva?

—Yo lo achacaría a mi trabajo de monologuista tartaja en el bar de Aparici. Los parroquianos se despiporran porque dicen que lo bordo. Pero como lo mío es de natural y no necesita preparación —eso al menos me repite el Aparici—, me paga unos emolumentos raquíticos. Así que los días pares huelo esta lata de conservas y los impares le paso la lengua. Las sardinas me las como en las fiestas de guardar. Aclarado esto, ¿eres consciente, Pitito, de que no puedo pagarme el billete del suburbano y de que mis firmes convicciones morales y carácter indeciso me impiden colarme?

—¿Siquiera en caso de vida o muerte?

—En ese caso aún menos porque, ante las disyuntivas, me bloqueo de palabra y obra.

—Ya se me ocurrirá alguna solución por el camino. Pongámonos en marcha, pero antes adecéntate un poco: estás impresentable.

Joselu García se atusó el flequillo con saliva.

—Mucho mejor —apreció Pitito.

***

El sistema de megafonía del vestíbulo del intercambiador de Nuevos Ministerios vomitaba mensajes como un poseso. Con la sabiduría nacida de años de madrugones, la masa aglutinada de viajeros daba cabezaditas, entre aviso y aviso, para no desaprovechar el tiempo.

Tiiiin Tooon

«Recordamos a los estimados pasajeros que la Línea 8 permanece cerrada por obras de remodelación y ha sido reemplazada por la Línea 6. En respuesta a las amables observaciones de los usuarios sugiriendo que ese coñazo de línea la cogerá tu madre, Metro Madrid —en su búsqueda constante de la excelencia— amenizará el trayecto de ida y vuelta con un popurrí de jotas manchegas interpretadas por la Tuna de Aparejadores de la Ilustre Universidad Palentina bajo la batuta de su Excelentísimo Vicerrector. Lamentamos las molestias y agradecemos su comprensión».

Tiiiin Tooon

«Estimados pasajeros: por favor, eviten la Línea 6. Uno de los conductores amenaza con estampar el convoy de hora punta al grito de Maruja, churri, vuelve a casa o me esmorro vivo con todos estos dentro y lo subo a youtube para que te pese sobre tu cochina conciencia. Aconsejamos a los amables usuarios que utilicen la Línea 2».

Tiiiin Tooon

«Mejor la Línea 3, estimados pasajeros. La Línea 2 acaba de hundirse a causa de las obras de la Línea 8».

Tiiiin Tooon

«Quizás sea más prudente optar por la Línea 4. Las réplicas han inutilizado la Línea 3».

Tiiiin Tooon

«Nos informa la Central de que un caballero de edad y sexo indeterminados se ha colgado de una catenaria de la Línea 4 haciendo saltar los plomos del suburbano y del alumbrado público de Carabanchel Bajo. Los sanitarios del Summa debaten, a la luz de una vela, si la mano calcinada hace el gesto de la victoria o —disculpen la libertad— el de iros todos a tomar por donde amarga el pepino. Por favor, diríjanse a la Línea 1».

Tiiiin Tooon

«Estimados pasajeros: se ha localizado un paquete sospechoso en el servicio de caballeros de la Línea 1. La señora de la limpieza está convencida de que es un jueguetito sexual porque en su opinión —avalada por muchos años de bayeta y mopa, jura— todos los usuarios son unos guarros que ya podían mear con los ojos abiertos. Por si acaso, se ha procedido a avisar a los artificieros».

Tiiiin Tooon

«Falsa alarma, gracias a Dios. Comunica el jefe de artificieros que solo se trata de la funda de una recortada sin la recortada. ¡Madre mía, pero qué rebueno está el jefe de artificieros y cómo le sienta el caqui. Pa recortada, la tuya, corazón mío! Perdonen la salida de tono, amables pasajeros, pero esta operadora está sometida a mucha presión y a muy pocas alegrías a pesar de llamarse Macarena. Recordamos a los estimados usuarios que estén pensando en colarse con total impunidad, aprovechando la oscuridad cerrada y la falta de vigilancia, que hay una caída de tres metros entre andén y vía. Sopesen los riesgos y sean prudente ahí dentro».

Tiiiin Tooon

«La temperatura exterior es agradable e invita a pasear, aunque los elevados niveles de contaminación y la tormenta de arena procedente del Sahara aconsejan el empleo de la mascarilla reglamentaria. Lamentamos no poder seguir informarles puntualmente pero las pilas del sistema de megafonía están en las últimas. Metro Madrid les desea un feliz día».

—Entremos —ordenó Pitito—. No puedes negarte porque los tornos están abiertos de par en par, luego no cometes irregularidad alguna. Y en algún momento tendrá que volver el suministro eléctrico, digo yo.

—¿Pero a dónde vamos?

—Por ahora prefiero no decírtelo. Eres tan pusilánime que podrías darme el día.

***

Continuar en el capítulo siguiente

Volver al capítulo anterior

Acerca de Máximo Disaster

Traductora a tiempo completo y escritora cuando puedo.
Esta entrada fue publicada en Non fuches ti. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pecadillos de juventud (III)

  1. Pingback: Pecadillos de juventud (II) | Aventuras y desventuras de Máximo Disaster

  2. Pingback: Pecadillos de juventud (IV) | Aventuras y desventuras de Máximo Disaster

  3. Pingback: Pecadillos de juventud (V) | Aventuras y desventuras de Máximo Disaster

  4. evavill dijo:

    Jajajaja, ay, lo que me he reído.
    Ojalá fuera el metro tan divertido.
    El atusamiento de flequillo con saliva es un detalle de lo más tierno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s