Archivo de la categoría: Cosas de la vida

Los héroes anónimos viajan en escarabajo

Cuando llegamos al barrio, lo hicimos como modernos nómadas urbanos: precedidos por una furgoneta «pick-up» de alquiler con conductor, de esas equipadas con un cajón trasero abierto protegido por una loneta. En su interior se amontaban en precario equilibrio algunos … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 6 comentarios

Éramos tan jovenes

Si le preguntas a mi marido, te dirá que todo han sido tontunas mías; que me ha podido la soberbia. Y puede que no le falte razón: los Popescu siempre hemos sido agricultores. ¿Qué tenía de malo que nuestros hijos … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 10 comentarios

Detective vocacional

Marcelo trató de introducir la llave en la cerradura. El llavero le resbaló de la mano entre desenfadados tintineos. Se agachó para recogerlo, con el frágil equilibrio de un funambulista, y cayó de bruces. Logró ponerse de rodillas y, a … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 3 comentarios

Noticia de actualidad

El viejo pulsa, distraído, el cajetín del semáforo. Piensa que es una pena no vivir en un piso bajo porque aunque la vivienda tiene ascensor, no salva los tres escalones que separan el portal de la entreplanta. Y él ya … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 9 comentarios

McCartney y Marcial Estefanía toman el té

Jonny Janes y su fiel Dolores marchan a paso perezoso por las azafranadas arenas del Mojave. El vaquero distingue en la lejanía, velada por la bruma polvorienta del atardecer, la silueta impúdica de la ciudad del pecado. Se reconforta con … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 10 comentarios

Un poema de amor desesperado

«Tal vez creas que no nací hasta conocerte. Tal vez creas que eres mi principio y mi fin. Tal vez creas que eres el amo y señor de mis días. Más aún de mis noches. Tal vez creas que estoy … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 9 comentarios

La elección de Marta

Marta coloca el último plato en el escurridor. Se retira de los ojos, con el dorso de una mano, el flequillo demasiado largo, y se seca la otra, aún jabonosa, en la pierna del pantalón deslucido. El rozar los muslos … Seguir leyendo

Publicado en Cosas de la vida | 13 comentarios